Estudios del Banco Mundial indican que la bancarización en zonas rurales es un factor importante de reducción de la pobreza. Así­ lo señaló Arturo Johnson Pastor, especialista del Banco de Crédito de Perú.

Según el ejecutivo, quien abordó el tema de los corresponsales no bancarios, en Perú solo 62% de las provincias y 17% de los distritos cuentan con servicios bancarios aunque esas cifras se encuentran aún, por encima del promedio del resto de Latinoamérica.

Lo que se pretende lograr en ese paí­s es que todos los peruanos tengan acceso a los canales bancarios y aunque las circunstancias de la bancarización de cada paí­s son distintas y no existen recetas, en Suramérica, India y Pakistán los agentes corresponsales crecen de manera similar.

Los expertos han encontrado un común denominador: la bancarización está relacionada con la capilaridad de los bancos. Pastor comentó su experiencia en Perú: Las alianzas con pequeños y medianos comercios destacados en su zona de influencia fue clave, ya que 64% de las transacciones que se hacen por esos canales manejan efectivo.

Estas alianzas implican unos requerimientos mí­nimos por parte del comercio. En 2006 comenzaron con 550 agentes BCP y hoy, cuentan con 3600 agentes. En 2006 se transaron 63 millones de dólares mientras que en 2010 cerraron con 1.606 millones de dólares. “Si sustituyésemos este modelo, tendrí­amos que abrir 120 agencias”, comentó Pastor.